30S_6321.jpg

Conocer Granada, conocer su Vega y conocer Chauchina

Hoy nuestro artículo de blog va para una localidad escondida en la Vega, poco conocida, pero que aquel que la visita la atrae para mucho tiempo.

Chauchina, nombre resonante que inspira curiosidad desde que lo escuchamos. Cahuchina es uno de los pueblos de la Vega granadina, rico por su entorno de pueblo agricultor, de lo que llama la atención los diferentes secaderos de tabaco, con sus paredes de tamiz y coladero de aves que entran y salen buscando la frescura de las hojas puestas a secar.

Los chopos tersos que se alzan en su vega, la imagen de linealidad y fertilidad que su paisaje nos marca hasta donde la vista puede admirar, se funde en el horizonte, ya fueron vistos por aquellos pobladores que desde el neolítico eligieron sus tierras para empezar sus vidas, de ahí a los romanos y los árabes, donde se fueron superponiendo culturas y hoy nos encontramos con hitos que en algunos lugares el tiempo ha querido conservar. Como la torre de laquería que forma parte de toda aquella defensa del Reino Nazarí de Granada.

Una vez que nos adentramos en su pueblo encontramos la construcción típica andaluza de un pueblo de Granada, con una Iglesia bonita y sobria que a los cahuchineros les gusta ensalzar en Semana Santa.

Destino curioso e interesante, a un paso de Granada. Desde luego que no te lo puedes perder y disfrutar de la verdadera grandeza de la vega.

Es digna de mención a Chauchina como cuna de los Camborios, familia que aparece en los poemas de Federico Lorca “Muerte de Antoñito el Camborio”…

Antonio Torres Heredia, 
Camborio de dura crin, 
moreno de verde luna, 
voz de clavel varonil: 
¿Quién te ha quitado la vida 
cerca del Guadalquivir? 
Mis cuatro primos Heredias 
hijos de Benamejí. 
Lo que en otros no envidiaban, 
ya lo envidiaban en mí. 
Zapatos color corinto, 
medallones de marfil, 
y este cutis amasado 
con aceituna y jazmín. 
¡Ay Antoñito el Camborio 
digno de una Emperatriz! 
Acuérdate de la Virgen 
porque te vas a morir. 
¡Ay Federico García, 
llama a la Guardia Civil! 
Ya mi talle se ha quebrado 
como caña de maíz. 

Así que si quieres disfrutar de la Granada lorquiana ésta es una parada más que obligatoria.

Add your comment